¡ Comenzó la fiesta !

El coro y orquesta de la JMJ hizo su debut entre ritmos caribeños
En uno de los grandes centros comerciales de Panamá y rodeado de un expectante público, sonaron las primeras notas musicales y voces que acompañarán a los actos centrales del mayor evento de carácter internacional en la historia de Panamá: la JMJ 2019

Se escucharon canciones tan conocidas en el mundo católico como “Pescador de Hombres”; tampoco faltaron himnos de pasadas JMJ como “Jesus Christ, you are my life” himno de la JMJ de Roma 2000 o la “Firmes en la Fe” de Jornada de Madrid 2011. Se escuchó un murmullo de satisfacción con “Lo mejor de esta Nación” del mismo autor que el himno de la JMJ Panamá 2019, Abdiel Jiménez. Una canción que recuerda de alguna manera a las rumbas sevillanas y es que esta tierra panameña, tiene mucha herencia de Andalucía. La canción más esperada fue “He aquí la sierva del Señor”, himno oficial de la JMJ de Panamá 2019, que fue recibido entre aclamaciones y aplausos.

María Vidal, nacida en Ecuador, pero viviendo mucho tiempo en Panamá, trajo a sus 8 hijos precisamente para escuchar el estreno, “todos mis hijos son de alguna manera voluntarios”, matizó “hasta el más pequeño”, recién nacido. Y es que está familia tiene “muchas ganas de acoger a toda la juventud del mundo”.

Electra Castillo, directora orquestal, se mostró emocionada con el “proyecto de su vida”. Poder participar en la Misa de este modo es para ella “un regalo muy grande”, en sus propias palabras: “en esta ocasión nos toca hacer música para el espíritu”. El coro de la JMJ se compone de 350 voces, de entre ellas 285 son de Panamá. La orquesta está compuesta de 125 instrumentos. Practican todos los fines de semana, en ocasiones toda la jornada. Hay que matizar que el grupo musical no sólo está compuesto de panameños, sino que la audición estuvo abierta para toda Centroamérica. Electra Castillo insiste en que este evento es del “Mundo” no sólo de los católicos. Está abierto a todos, “para que la juventud sea mejor”, según ella, “es una oportunidad que quedará para toda la vida”. Cuando se hizo la audición no importaba la religión, lo único que importaba es que hubiese ganas de hacer música.

María Elena Rodríguez, nacida en Panamá de padres españoles estaba en el centro comercial cuando escuchó por casualidad la canción del “Pescador” y se acercó impresionada porque esa canción la hace “llorar”. A pesar de no ser parte de los voluntarios de la JMJ, se siente muy orgullosa y feliz de que Panamá “va a quedar muy bien a nivel internacional”.