Cristianos de Corea del Norte se encontrarán con el Papa Francisco en Ginebra

Papa Francisco / Foto: Alan Holdren (ACI Prensa)

Durante la visita que realizará a Ginebra (Suiza) el próximo 21 de junio, el Papa Francisco se encontrará con una delegación de cristianos provenientes de Corea del Norte.

El Pontífice viajará a la ciudad suiza con ocasión del 70° aniversario de la fundación del Consejo Ecuménico de las Iglesias (WCC por sus siglas en inglés), a la que actualmente pertenecen unas 348 denominaciones que reúnen a más de 600 millones de cristianos de 120 países.

La directora del WCC, Marianne Ejdersten, confirmó a través de Vatican News el encuentro de Francisco con los fieles de Corea del Norte.

Señaló que en la asamblea del WCC en Ginebra –que tiene lugar del 15 al 21 de junio– participan 150 miembros del organismo y otros 200 invitados, entre los cuales hay “una delegación del sur y el norte de Corea. Todos harán parte de la asamblea del WCC y también participarán en el encuentro del 21 de junio”.

Preguntada por Vatican News sobre el motivo de la presencia de una delegación de Corea del Norte, Ejdersten explicó que “el WCC tiene buenas relaciones con las Iglesias en Corea del Sur y Corea del Norte desde 1984. Por eso los invitamos”.

Está previsto que el Papa Francisco llegue a Ginebra a las 10:10 a.m. (hora local) y que se encuentre con el presidente de la Confederación Suiza, Alain Berset.

Luego pronunciará una homilía durante la oración ecuménica en el Centro Ecuménico del Consejo Ecuménico de las Iglesias. Tras la ceremonia almorzará con los representantes de la WCC.

A las 3:45 p.m. se realizará el Encuentro Ecuménico donde el Santo Padre dará un discurso. Después presidirá una Misa en el centro de convenciones Palexpo. A las 8:00 p.m. regresará a Roma (Italia).

Corea del Norte: el país donde se persigue más a los cristianos

El Papa Francisco ha seguido con interés la situación de Corea del Norte, en el marco de las reuniones que ha tenido recientemente el líder de esta nación, Kim Jong-un con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump; y con el mandatario de Corea del Sur, Moon Jae-in.

En el histórico encuentro que tuvieron el 12 de junio en Singapur, Trump y Kim Jong-un firmaron una declaración conjunta donde se comprometieron a establecer nuevas relaciones diplomáticas, repatriar los restos de los prisioneros de guerra, unirse para construir un régimen de paz en la península de Corea y trabajar por su completa desnuclearización.

Este suceso ha sido celebrado por la Iglesia en Corea, que ha lanzado diversas iniciativas para rezar por la paz entre las dos naciones.

La organización Open Doors (Puertas Abiertas) señaló en un informe publicado a inicios del 2018 que Corea del Norte es el país donde se persigue más a los cristianos. La nación ocupa el primer lugar de la Lista Mundial de Persecución (LMP) desde hace 17 años.

Open Doors indicó que el “impulsor principal de la persecución en Corea del Norte es el Estado” y que a los cristianos “se los considera elementos hostiles en la sociedad que tienen que ser erradicados”.

“Reunirse con otros cristianos para tener un culto es prácticamente imposible y si algunos creyentes se atreven a hacerlo, ha de ser en el más absoluto secreto”, prosigue el documento.

Los fieles en Corea del Norte “no solo son deportados a campos de trabajo como presos políticos o incluso asesinados en el acto, sus familias también compartirán su suerte. Los cristianos no tienen ni el menor espacio en la sociedad, al contrario, se advierte públicamente contra ellos”.

Además, señala que las iglesias que se muestran en Pyongyang “solo ejercen meros fines propagandísticos”.

La organización MásLibres.org también publicó en el 2017 el testimonio de Hea Wo, una cristiana que escapó de Corea del Norte y que afirmó que las autoridades “han matado a mucha gente por creer en Jesús”.