De Corea del Sur a Panamá

Peregrinos de Corea del Sur se preparan para Panamá
El interés en la Jornada Mundial de la Juventud ha ido creciendo entre los jóvenes surcoreanos. Cerca de 350 jóvenes, sacerdotes y religiosos de este país ya están registrados para participar en la Jornada Mundial de la Juventud 2019. Se han inscrito en diferentes diócesis y sociedades religiosas, incluida la Arquidiócesis de Seúl. Los peregrinos de Corea del Sur se han estado preparando para su viaje desde la primavera de este año con una reunión mensual de oración.
Alrededor de 1.300 jóvenes coreanos participaron en la JMJ Cracovia en 2016. Alrededor de 350 participaron en la JMJ Río de Janeiro (2013), y aproximadamente 1.000 peregrinos viajaron a la JMJ de Madrid (2011).
Muchos jóvenes coreanos se preocupan por su futuro y el conflicto entre el empleo, el matrimonio y la fe. En esta JMJ en Panamá, esperan encontrar respuestas para su futuro en la fe. Han estado celebrando el Día de la Juventud de Corea como un eco de la JMJ desde 2008.
Corea no es ni un país católico ni tiene una cultura cristiana. Hay alrededor de 5.5 millones de católicos en este país. La historia católica de Corea tiene apenas 250 años. Los coreanos no fueron convertidos por los misioneros, sino que aprendieron sobre el catolicismo a través de los libros. En realidad, es el único país en el que el catolicismo creció sin misioneros. Los eruditos de Confucio llegaron a conocer el catolicismo mientras estudiaban e intercambiaban en China. Trajeron el catolicismo a Corea y establecieron una comunidad allí. Estos conversos fueron ejecutados por las autoridades reales para hacerlo. En 2014, el Papa Francisco beatificó a estos mártires durante una visita al país en una misa papal en la Plaza Gwanghwamun de Seúl