Enviados del Papa ayudarán a Iglesia en México a superar obstáculos en lucha contra abusos

El Nuncio Apostólico en México, Mons. Franco Coppola, aseguró que los enviados especiales del Papa Francisco ayudarán a la Iglesia en el país a superar resistencia y obstáculos en la lucha contra los abusos sexuales.
En rueda de prensa este 3 de marzo en la sede de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Mons. Coppola dijo que si bien la Iglesia en el país ha trabajado en “la dirección correcta”, los enviados especiales del Santo Padre llegarán para “ayudar a avanzar sin demasiada resistencia, sin demasiados obstáculos”.
El Nuncio Apostólico subrayó que esta decisión del Papa es “una ayuda de la Santa Sede para que la Iglesia en México pueda cumplir su tarea”.
El día previo, la CEM comunicó que el Santo Padre decidió enviar a México a Mons. Charles Scicluna, Arzobispo de Malta y secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe; y a Mons. Jordi Bertomeu.
La misión de Mons. Scicluna y Mons. Bertomeu se realizará del 20 al 27 de marzo. Ambos se reunirán con los obispos y religiosos mexicanos, y tendrán días dispuestos para recibir a quienes deseen denunciar abusos y encubrimiento.

Por su parte, Mons. Rogelio Cabrera López, presidente de la CEM y Arzobispo de Monterrey, precisó que Chile, visitado en 2018 por Mons. Scicluna y Mons. Bertomeu, y México “son historias totalmente distintas. No digo mejor o peor, porque eso sería una actitud muy equivocada. Simplemente son caminos distintos”.
“La autoridad a veces toma la iniciativa, y en otras ocasiones se le pide apoyo. Nosotros pedimos el apoyo a la Santa Sede, con la finalidad de certificar nuestro camino”, dijo.
“Estamos muy contentos de que Mons. Scicluna venga a fortificar nuestro camino, pero también siempre con la libertad que él debe tener de llevarse la información que él necesita”, añadió.
El presidente de la CEM indicó que esperan “el diagnóstico que él nos presentará y las tareas que nos deje. Él valorará, no lo sabemos, cualquier información que él reciba para proceder como conviene a la disciplina eclesiástica, sabiendo que del año pasado a la fecha las normas de la Iglesia son cada vez más precisas y exigentes”.
“Estamos en una actitud totalmente abierta a que esto camine con mayor claridad, y a trabajar sin cesar para que al menos en aquello que depende de nosotros se resuelva convenientemente”, señaló.
Mons. Alfonso Miranda Guardiola, secretario general de la CEM y Obispo Auxiliar de Monterrey, destacó que la Iglesia en México trabaja “codo a codo, mano a mano” con la Nunciatura Apostólica, con el Centro de investigación y formación interdisciplinar para la protección del menor (CEPROME), la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México (CIRM) y “con organismo nacionales e internacionales”.
“Estamos en una alianza grande, eclesial y laical, para enfrentar con toda la responsabilidad este problema. Primero en la Iglesia, para poder ayudar a resolverlo fuera de la Iglesia”, aseguró.
Además, recordó que los obispos mexicanos están a favor de que los delitos de abuso sexual de menores no prescriban, y que han establecido contacto con los parlamentarios que promueven una comisión especializada para delitos de abuso sexual por parte del clero.
Para el Nuncio Apostólico “la gravedad de la situación y del dolor y del delito cometido merece que intentemos todos los caminos”, y alentó a superar la desconfianza en las autoridades de la Iglesia.
“De hecho, para tratar de superar esta desconfianza hace unos meses puse a disposición públicamente mi correo electrónico”, dijo, y señaló que “he recibido, después de un mes de silencio, en los últimos meses, diciembre y enero sobre todo, he recibido el señalamiento de varias situaciones, varios abusos”.
Para Mons. Coppola “algo se ha movido. Había una situación de gran desconfianza. Pienso que ahora es diferente la situación”.
Informó que “la Nunciatura ha dado la disponibilidad de sus instalaciones” para las reuniones con Mons. Scicluna y Mons. Bertomeu, y aseguró que “vamos a garantizar la confidencialidad absoluta”.
Etiquetas: México, Abuso sexual, Mons. Scicluna, Abusos sexuales, Obispos de México, Iglesia en México, abusos de menores, abusos, Mons. Franco Coppola, Nuncio en México, abuso, abuso de menores