Festival del Rosario rinde homenaje a María y sus advocaciones en el mundo

l Festival Anual Diocesano de Rosario Mariano 2019 (Marian Rosary Festival), que se realizó en la Diócesis de Palm Beach (Estados Unidos) reunió el domingo las imágenes de 35 advocaciones para rendir homenaje a la Virgen María.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

El evento fue presidido por el Obispo de Palm Beach, Mons. Gerald Barbarito, y tuvo lugar el 5 de mayo en la iglesia Emmanuel, ubicada en Delray Beach, Florida.

“Estamos aquí para homenajear y reconocer la presencia e intercesión de María en nuestras vidas. Nuestra Madre está presente en diversas culturas y contextos. Ella llega a nosotros en diferentes maneras en las que podemos conocerla y rendirle homenaje”, dijo el Prelado.

Video insertado

De acuerdo con los organizadores, el festival tiene como objetivo homenajear a la Virgen María y animar a la reflexión sobre sus numerosas advocaciones en el mundo. Mons. Barbarito expresó que “por ello es que estamos hoy aquí, y por lo cual honramos a nuestra Madre, tenemos una devoción hacia Ella y nos consagramos a su corazón”. “Reconocemos la protección que María nos da, la que necesitamos”, afirmó.

Cada año se venera una advocación diferente, y en esta ocasión la imagen de Nuestra Señora de La Vang presidió el festival, considerada una de las protectoras de los vietnamitas en tiempos de persecución durante las décadas de 1798 a 1830.

“Los vietnamitas se acercan a la Virgen cuando estaban bajo persecución, y cada noche rezaban a la Nuestra Señora de La Vang en el Rosario. En esas ocasiones, Ella apareció ante ellos. Les recordó que la presencia de Dios estaba en ellos, y que Ella los protege de una manera muy especial”, expresó el Prelado durante su homilía.

El rezo del Rosario en varios idiomas, así como una muestra con varias imágenes de Nuestra Madre para su veneración y devoción, fueron algunas de las actividades que se realizaron el último domingo.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

“María nos ofrece la misma protección a todos nosotros, sin importar la cultura o el contexto social, de dónde vivimos o quiénes seamos. María es nuestra Madre. María provee por nosotros, María nos da lo que necesitamos en nuestras vidas a través de su hijo de la manera más especial”, enfatizó el Obispo.

Asimismo, los fieles participaron de la Coronación y Consagración a la Santísima Virgen María, y de la bendición y procesión por los hermosos lugares de la parroquia a través de su singular camino del rosario.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

El festival brinda a los participantes la oportunidad de “conocer la gran variedad de culturas que forman el mosaico de los miembros católicos de nuestra diócesis”, expresó el comité organizador.

Por otro lado, el Obispo recordó que “Nuestro Señor nos dio a María como una protectora, incluso para ayudarnos a percibir a Jesús cargando la cruz, y nos da lo más cercano que Él tenía en su vida: a su propia Madre María”.

Algunas de las advocaciones que estuvieron presentes son: Nuestra Señora de Guadalupe (México), Nuestra Señora de Fátima (Portugal), Nuestra Señora de la Caridad (Cuba), Nuestra Señora del Barangay (Filipinas), Nuestra Señora del Pilar (España), Nuestra Señora de Chiquinquirá (Colombia), Nuestra Señora Guardiana de la Fe (Ecuador), entre otras.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Organizaciones como los Caballeros de Colón, CCW, Columbiettes, parroquias, escuelas católicas, grupos culturales y de rosarios en toda la diócesis, etc., participaron en la procesión de imágenes.

“María es quien nos protege, quien nos ofrece perseverancia especialmente a través de la esperanza. Lo que Ella experimenta en la Cruz podemos comenzar a entenderlo en nuestras vidas, a través de las dificultades y retos que tenemos frente a nosotros”, puntualizó Mons. Barbarito.