La Iglesia nicaragüense responde con la oración a los insultos del régimen

Las Iglesia de todo el mundo expresa su cercanía y solidaridad a la comunidad católica y al pueblo de Nicaragua. El presidente Ortega no sólo acusa a los obispos de “maniobras golpistas contra el gobierno” sino que además los definió “satanistas”

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Ante la grave situación que está pasando el pueblo nicaragüense, diferentes Conferencias Episcopales latinoamericanas han hecho llamamientos expresando su solidaridad, cercanía, oración y rechazo de la violencia. También el Consejo de Conferencias Episcopales de Europa ha demostrado su cercanía con el pueblo de Nicaragua.

Cercanía, oración y rechazo a la violencia

Los obispos salvadoreños muestran cercanía con los pastores que han padecido agresiones físicas y verbales por su tarea pacificadora. Es un testimonio valiente y generoso con que están acompañando al pueblo que sufre amenazas y muerte. Es nuestro deseo que no haya ninguna víctima más a causa de esta violencia irracional, se lee en el comunicado. También se hace patente la solidaridad a los familiares de las víctimas, así como a todo el pueblo nicaragüense.

Unidos al llamado del Papa Francisco creemos que el diálogo es la única salida viable a este conflicto. Invitamos, dicen por último los obispos salvadoreños, a cada nicaragüense a ofrecer lo mejor de sí mismo para encontrar una pronta y pacífica solución a esta crisis que envuelve a la nación, señalan los obispos.

Sólo el diálogo es la solución a la crisis

Los Obispos de Bolivia expresan su hondo pesar y preocupación por la crisis que atraviesa el pueblo de Nicaragua, situación de violencia, represión y muerte que ha costado la vida de cientos de hermanos y más de un millar de heridos y que, luego de varios meses, no encuentra una solución urgente y adecuada.

Los obispos bolivianos se solidarizan con los miembros del Pueblo de Dios, Obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos que siguen extremando esfuerzos para instalar un diálogo responsable y están dando muestras de una ejemplar valentía en su defensa de los más pobres.

En su comunicado los obispos afirman que una vez más se constata que proyectos que comenzaron con un ideario de cambio social, se transforman en proyectos de poder autoritario, cuando no están fundamentados en valores humanos y cristianos o se pierde de vista el servicio al bien común, que legitima toda autoridad.

Hoy la Iglesia de todo el mundo orando por la paz en Nicaragua

Oraciones por Nicaragua en este día, desde todas partes del mundo, Europa y Latino América. Los obispos chilenos en su comunicado agradecen a los obispos nicaragüenses por el esfuerzo que hace el episcopado, para facilitar el encuentro y detener esta espiral de violencia y ayudar a que las autoridades cumplan con su tarea de dar garantías en el marco de una convivencia cívica y democrática. Hoy resuena con fuerza en Nicaragua y en el continente las palabras de Jesús: “Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios” (Mt 5,9)”.

Los obispos de la Conferencia Episcopal chilena unen su oración y la de las comunidades “que, a lo largo de Chile, piden al Señor por la paz y la justicia en Nicaragua, por el eterno descanso de quienes han perdido la vida y por el consuelo y fortaleza a sus familiares”. “Nada puede detener nuestra misión de pastores, que es anunciar a Cristo y los valores del Evangelio, aun en las circunstancias extremas que toca vivir, y procurar el encuentro y la reconciliación fundadas en la justicia”, concluye la nota, enviada este viernes a las autoridades de la Iglesia en Nicaragua.

La paz se construye con el diálogo sincero

Por su parte, los obispos venezolanos, expresan su cercanía y solidaridad en los momentos de dramática dificultad y violencia que ha cobrado vidas humanas inocentes e igualmente la agresión en contra de obispos, sacerdotes y colaboradores que queriendo compartir la suerte del pueblo, lo han acompañado riesgo de su propia vida. La paz la debemos construir en el diálogo sincero y la toma de decisiones que no favorezcan a solo sectores, sino a toda la población.

Y acompañan con la oración y en la amistad fraterna, pidiendo a Dios que se construya la cultura del encuentro en su país y que la sensatez llegue a los gobernantes para que controlen a sus seguidores, particularmente aquellos que están generando violencia y dolor al pueblo. Se unen también los obispos uruguayos en oración por las víctimas de la violencia, y haciendo votos, para que se encuentren los caminos del diálogo, donde prime el bien común y la búsqueda de la paz.

Marchas pidiendo que Ortega renuncie

Una protesta multitudinaria se llevó a cabo ayer en Nicaragua contra el presidente Daniel Ortega, pese al llamado que este hizo a sus seguidores, a mantener activos “mecanismos de autodefensas” para evitar un “golpe de Estado” en su contra. Cientos de nicaragüenses iniciaron una marcha en una de las principales vías del este de Managua, para exigir la renuncia de Ortega, “¡Pueblo, únete!”, “¡El pueblo unido jamás será vencido!” y “¡Libertad para los presos políticos!”, estaban entre las consignas gritadas por los manifestantes “autoconvocados”. Los participantes de la marcha también portaron pancartas con las leyendas de “Sólo el pueblo salva al pueblo”, “No eran delincuentes, eran estudiantes”, así como los rostros de distintas víctimas.