Liturgia penitencial con los jóvenes privados de libertad – Centro de Cumplimiento de Menores Las Garzas de Pacora

El Papa saldrá a las 9:30 de la mañana hacia Pacora (42 Km. Por vía terrestre), para llegar al Centro de Cumplimiento de Adolescentes de Las Garzas. A su llegada, el Santo Padre será recibido por el Arzobispo de Panamá Mons. José Domingo Ulloa Mendieta y por la Directora Nacional del Instituto de Estudios Interdisciplinarios Emma Alba Tejeda.
En cada uno de sus Viajes Apostólicos, el Papa Francisco expresa la misericordia a través de signos concretos, como visitar enfermos, niños huérfanos, asilos o personas en detención. El Papa se encontrará con 180 jóvenes privados de la libertad, quienes se prepararon material y espiritualmente con la ayuda de los seminaristas.
El Centro de Cumplimiento de Menores Las Garzas, fue inaugurado en el año 2012 y tiene una capacidad de 192 reclusos. Considerado ahora modelo no sólo en Panamá, ofreciendo a los jóvenes un itinerario de reinserción integral a través de aspectos como el educativo, familiar y de salud. Los internos deben participar de modo obligatorio en los seminarios organizados por el Instituto Nacional para la Formación Profesional y la Formación para el Desarrollo Humano (INADEH).
Además, un equipo de asistentes sociales, psicólogos, profesores, cooperan a un sistema de rehabilitación bajo la supervisión de UNICEF, para desarrollar esta misión, la institución también ha recibido el apoyo económico de la Unión Europea.
A su llegada, los jóvenes harán un canto: “La oración del pobre”, para luego escuchar el testimonio de uno de ellos. Posteriormente el Papa realizará la Liturgia Penitencial, que consiste en un momento de oración, escucha de la Palabra de Dios (Lucas 15,1-7 “Hay más alegría por un pecador que se arrepiente”), homilía del Santo Padre y celebración del sacramento de la confesión, después el Papa hará un saludo de agradecimiento a la directora y realizarán un intercambio de regalos.
Finalmente el Papa será despedido por los 30 detenidos que construyeron los confesionarios para la Jornada Mundial de la Juventud, mientras aborda el helicóptero militar que lo lleve de regreso a Panamá, al Aeropuerto Marcos A. Gelabert en un vuelo de 30 minutos, desde allí será trasladado por tierra a la Nunciatura.