Nueva York, epicentro de la epidemia en Estados Unidos

Con 81.000 personas infectadas con el coronavirus, Estados Unidos supera a Italia e incluso a China en el número de casos, según el New York Times. Lo que no impide que Donald Trump quiera «reabrir» su país para Pascua.
Anuncios

En una Nueva York desierta y silenciosa, las sirenas de las ambulancias resuenan. Si bien para la genta confinada es difícil imaginar la ola de contagios que se viene, los médicos hablan de «comienzo de una película de terror» y se preparan a quedarse sin equipo de protección personal, ya que el Estado tendría sólo dos semanas de suministro por adelantado.
En un hospital del Queens, los cuerpos ya están almacenados en un remolque refrigerado, reporta la corresponsal de RFI en Nueva York, Carrie Nooten.
La cuarentena es la norma en Nueva York, y para reforzarla, el alcalde incluso prohibió a la gente conducir por las calles de la ciudad a partir de hoy.
Pero otros estados aún no han puesto en marcha medidas preventivas. La prensa estima que la situación será tan mala como en China, si no peor. «Si no ponemos en marcha estas medidas, tendremos un Wuhan en Nueva York, un Wuhan en Seattle, un Wuhan en el sur de Florida, etc.», predice el especialista en epidemias del New York Times, Donald McNeil Junior.

«Porque los hospitales van a estar abrumados en todas partes. He estado observando la situación desde finales de enero/principios de febrero, y me asustó. Son visiones de pesadilla. Y no he visto a nadie tomándolas en serio. Pero ahí es hacia donde nos dirigimos», denuncia.
El gobierno federal envió 400 respiradores a Nueva York, cuando se necesitan 30.000. Hasta ahora, 40.000 jubilados y estudiantes de medicina se han ofrecido a reforzar los equipos médicos. Se espera que la epidemia alcance su punto máximo en dos o tres semanas.