Redoblan vigilancia contra el misterioso virus surgido en China

Un virus similar al responsable del SARS causó un tercer muerto desde su aparición en China. Las autoridades dieron cuenta de 217 nuevos casos, cinco de ellos en Pekín. La doctora Natalia Rodríguez, investigadora de ISGlobal (Barcelona), preconiza vigilancia sin alarmismo.
Anuncios

Mientras que en la ciudad de Wuhan, en el centro de China, se han diagnosticado 198 casos, este lunes se dieron a conocer por primera vez casos en otras partes de China: cinco en Pekín (norte) y 14 en Cantón (sur), enfrente de Hong Kong. También hay siete casos sospechosos en Shanghái y cuatro en regiones del este, sur y sudoeste.
Corea del Sur confirmó por su parte el primer caso de paciente con este virus en su territorio en medio de crecientes preocupaciones sobre la propagación regional de la enfermedad. Ya se han reportado tres casos en el extranjero: dos en Tailandia y uno en Japón.
La rápida propagación del virus inquieta a las autoridades chinas, en momentos en que millones de sus conciudadanos se aprestan a viajar para celebrar el Año Nuevo Lunar. Sobre todo después de que un experto del gobierno confirmara que el virus se contagia entre humanos.
«Ahora mismo contamos con pocos datos para evaluar pero con lo que sabemos del comportamiento de este nuevo coronavirus, yo diría que es más parecido a uno de tipo MERS (coronavirus del síndrome respiratorio de Medio Oriente) surgido en la Península Arábiga», explicó a RFI Natalia Rodríguez, investigadora del Instituto de Salud Global ISGlobal y médico adjunto del servicio de medicina tropical del Hospital Clínico de Barcelona.

Este tipo de coronavirus, según Rodríguez, «sí puede transmitirse persona a persona pero requiere un tipo de contacto más estrecho. Por el momento, según las informaciones que han suministrado las autoridades chinas y la OMS, no parece que se haya transmitido a ningún trabajador sanitario. Esto significa que la vía de transmisión no parece que sea por aerosol, como es el caso con el sarampión, por ejemplo, sino que sería más bien por gotitas, lo que hace que la transmisión persona a persona sea menor. Ahora bien, todo esto, es más del orden de la especulación, ya que, repito, la información por el momento es escasa», aclara Rodríguez.
Según la doctora Natalia Rodríguez, no hay por el momento razones para estar alarmados aunque sí se debe seguir la situación con mucha atención.
«No hay razones para alarmarse en el sentido de que no parece ser un coronavirus tipo SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) pero sí que hay razones para estar muy precavidos. Hay que estar todos muy preparados y nosotros lo estamos (en el hospital clínico de Barcelona), porque somos un centro de referencia. Hay que estar atentos».
Los científicos del Centro MRC para el Análisis Global de Enfermedades Infecciosas en el Imperial College de Londres advirtieron en un artículo publicado el viernes que el número de casos probablemente se acercaría a 1.700, muy por encima del número anunciado oficialmente.
Se cree que un mercado de mariscos es el centro del brote en la ciudad de Wuhan, pero las autoridades de salud informaron que identificaron pacientes que no tenían antecedentes de contacto con ese centro comercial.
La nueva cepa de coronavirus, descubierta por primera vez en la ciudad de Wuhan (centro), causó alarma debido a la conexión que se le ha atribuido con el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), que mató a casi 650 personas en China continental y Hong Kong en 2002-2003.
El presidente chino Xi Jinping dijo este lunes que el nuevo virus debe ser «absolutamente detenido», en su primera declaración pública sobre la cuestión. «La seguridad de la vida de la gente y su salud física tienen que ser prioridad», señaló en declaraciones en la televisión estatal CCTV.