Un millón de rosarios para la JMJ

Un millón y medio de pequeñas cruces de madera, 81milones de cuentas, 750 kilómetros de hilo elástico y 800 personas involucradas. Estos son los números del Proyecto «Ave JMJ» coordinado por Mons. Bernard, obispo emérito de Reykyakik, en Islandia. El objetivo es recaudar fondos para la producción de un millón y medio de rosarios que ya comenzaron a ser producidos en Belém y serán donados a los jóvenes de la JMJ en Panamá.
SE Mons. PIERRE BÜRCHER Bispoeméritode Reykjavik (Islandia)
«¿Por qué Ave JMJ? Porque el Papa Francisco expresó muchas veces el deseo de que rezamos por la paz en el mundo. Él trae eso en seucoración … Que también los jóvenes puedan rezar en esta intención, de Belém a Panamá.
Una iniciativa que ya está dando frutos pues generó ofertas de trabajo a los necesitados, refugiados o desempleados de Belém y región. El proyecto cuenta, además, con el apoyo de las Cáritas de Jerusalén.
HAROUT BEDROSSIAN Recogida de Fondos / CáritasGerusalemme
«Algunas fábricas son especializadas en la producción de las cuentas del rosario, otras en la realización de las cruces y otras en el láser. En el momento, tenemos once involucradas en el proyecto, pero más gente se está agregando lo que ha generado expansión y nuevas contrataciones «.
Ibrahim Khalil Farhan
Artesanos de Belén
«Esta profesión: trabajar la madera de olivo, es esencial en Belén y estaba corriendo el riesgo de ser extinguida. Con este nuevo proyecto que involucra a trabajadores de BeitJala, Belén y BeitSahour, tantos están reabriendo sus fábricas «.
CARMEN ARABEH
Belém
Produce 2220 rosarios en una semana. Ahora nos estamos preparando para hacer más. Estamos muy contentos de que nuestro trabajo llegue a las personas ya los jóvenes de todo el mundo en Panamá.
Las cruces cortadas con láser tendrán por un lado la inscripción «Belém» para recordar dónde se hicieron y del otro «JMJ 2019». Para el problema de capacidad de público de la plaza donde ocurrirá la Jornada – solamente quinientas milpersonas – Don Burcher encontró solución.
SE Mons. PIERRE BÜRCHER
Obispo emérito de Reykjavik (Islandia)
«Cada joven recibirá tres rosarios en un envase con la foto del Papa. Uno será para ellos, otro podrá ser donado a alguien de Panamá que no lo haya recibido y el tercero, lo llevarán consigo y podrán donarlo a un joven de su país de origen. De este modo el propio joven se convertirá en un misionero de la oración por la paz.
El valor necesario para el proyecto es un millón y medio de dólares ya que cada rosario producido en Tierra Santa costará un dólar. La asociación suiza San Juan María Vianney también abrazó la iniciativa y está buscando y está empeñada en la búsqueda de donaciones por todo el mundo.