Un millón de rosarios para la JMJ

El proyecto AVE JMJ que pretende donar un millón y medio de rosarios de madera de olivo.
1,5 millones de pequeñas cruces en madera. 81 millones de cuentas para ensamblar en 750 km de hilo elástico y 800 personas implicadas. Estas son las cifras que formarán parte del proyecto AVE JMJ, encabezado por Mons. Bürcher, obispo emérito de Reykyakik – Islandia, que pretende donar un millón y medio de rosarios de madera de olivo, made in Belén, a los jóvenes de la JMJ de Panamá, para animarlos a rezar por la paz.

S.E. Mons. PIERRE BÜRCHER Obispo emérito Reykjavik (Islanda)
“¿Por qué AVE JMJ? Porque el papa Francisco ha expresado muchas veces su deseo de rezar por la paz en el mundo. Tiene mucho interés en este tema y también que los jóvenes recen por este objetivo, a partir de Jerusalén y Belén.”
Una iniciativa que ya está dando sus frutos: Trabajo a necesitados, refugiados o parados de Belén y alrededores. Lo está organizando todo Cáritas Jerusalén.

HAROUT BEDROSSIAN Fund. Raising and Reporting Caritas Jerusalén
“Algunos talleres se especializan en la producción de cuentas de rosario, otros en realizar cruces u otros en láser. Por el momento tenemos 11 talleres implicados en el proyecto, pero cada vez más personas se están añadiendo y los pequeños talleres se están expandiendo asumiendo nuevos empleados.”

Ibrahim Khalil Farhan
Artesano de Belén
Esta profesión, trabajar la madera de olivo, es un oficio esencial en Belén, y estaba en vías de desaparición. Pero con este nuevo proyecto, en el que se han implicado todos los talleres de Beit Jala, Belén y Beit Sahour, todos han vuelto a abrir sus fábricas.
CARMEN ARABEH

Belén
He producido 2.220 rosarios hasta ahora en una semana. Ahora estamos ensamblando otros. Estamos muy contentos de que nuestro trabajo llegue a personas y a jóvenes de todo el mundo en Panamá.
Las cruces grabadas con láser llevarán por un lado la palabra Belén (recordando su procedencia), y por el otro JMJ 2019. A causa de la “reducida” capacidad de la Plaza donde tendrá lugar la JMJ, que puede contener “solamente” a 500.000 personas, Mons. Bürcher ha encontrado una solución.
S. E. Mons. PIERRE BÜRCHER

Obispo emérito Reykjavik (Islanda)
“Daremos a cada joven que estará en Panamá 3 coronas, en un celofán con la foto del papa y los jóvenes tendrán así un rosario para ellos mismo, uno lo podrán dar a alguien de Panamá que no lo haya recibido y el tercero lo llevarán a casa, a su país de origen, y lo darán a otro joven: De esta manera el mismo joven se hará “misionero” de la oración de paz.

Se necesita un millón y medio de dólares.
Los rosarios producidos en Tierra Santa, de hecho, tendrán un coste de un dólar cada uno. La asociación suiza San Juan María Vianney de Lausanne, que ha asumido esta iniciativa, se ocupa de buscar en el mundo la financiación necesaria.
Fuente: https://cmc-terrasanta.com