COMECE sobre el “Brexit”: una oportunidad para crear nuevas dinámicas en Europa

En una Declaración el Comité Permanente de la COMECE ha afirmado que, el “Brexit” podría convertirse en una oportunidad para crear nuevas dinámicas entre los pueblos europeos. A pesar del “Brexit”, precisa la nota, las Conferencias Episcopales del Reino Unido seguirán siendo parte integrante de la Iglesia en Europa.

Ciudad del Vaticano
“Aunque el Reino Unido ya no es parte de la Unión Europea (UE), seguirá siendo parte de Europa. Estamos destinados a vivir y trabajar juntos respetando plenamente las decisiones y particularidades de cada uno. Es crucial, por lo tanto, mantener buenas relaciones entre ambas partes”, lo escribe el Comité Permanente de la Comisión de las Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea (COMECE) en una declaración emitida este sábado, 1 de febrero, sobre la salida del Reino Unido de la UE.

La Iglesia respeta la voluntad de los ciudadanos británicos
En la declaración, los Obispos Europeos recuerdan que, “durante más de cuatro años, el ‘Brexit’ ha sido una fuente de preocupación para el futuro, y un elemento de inestabilidad para muchas personas, familias y comunidades de ambos lados del Canal de la Mancha”. A pesar de que, desde este 1 de febrero, el Reino Unido ya no formará parte de la Unión Europea, los Prelados manifiestan su tristeza y al mismo tiempo afirman que, “como defensora de la libertad de expresión y la democracia, la Iglesia Católica en Europa respeta la voluntad expresada por los ciudadanos británicos durante el referéndum de 2016”.

Victoria del sentido común y las buenas relaciones de vecindad
Asimismo, como declararon los Obispos del Reino Unido – se lee en la nota – acogemos con beneplácito el acuerdo del “Brexit” recientemente alcanzado entre el Reino Unido y la UE. “Puede verse como una victoria del sentido común y las buenas relaciones de vecindad. Un escenario sin acuerdo – precisan los Obispos – habría tenido efectos negativos tanto en el Reino Unido como en la Unión Europea, pero, sobre todo, habría sido perjudicial para las personas más vulnerables”.

Una oportunidad para crear nuevas dinámicas en Europa
Por todo ello, los Obispos Europeos invitan “a todas las personas de buena voluntad a rezar y trabajar por el bien común y asegurarnos de que el ‘Brexit’ no quiebre las relaciones fraternas entre hermanos que viven a ambos lados del mar”. A pesar de que, “este proceso puede ser largo y exigente – subrayan los Prelados – pero al mismo tiempo podría convertirse en una oportunidad para crear nuevas dinámicas entre los pueblos europeos y reconstruir el sentido de comunidad en Europa”.

CE del Reino Unido seguirán siendo parte de la Iglesia en Europa
Finalmente, el Comité Permanente de la COMECE afirma que, a pesar del “Brexit”, las Conferencias Episcopales del Reino Unido seguirán siendo parte integrante de la Iglesia en Europa. “Sus Obispos Delegados en la COMECE – precisan – continuarán participando tanto a nivel político como miembros observadores, como a nivel técnico, en el marco de las Comisiones y Grupos de Trabajo de COMECE”.