La cuarentena empieza este lunes en Moscú

Rusia, a su vez, está tomando medidas drásticas para combatir el coronavirus. En Moscú y su región, la gente tendrá que permanecer confinada en su casa, una medida que hasta ahora sólo concernía a las personas mayores de 65 años.
Anuncios

Moscú se dio cuenta de la gravedad de la situación tarde y de forma bastante repentina, informa el corresponsal de RFI Daniel Vallot. La capital rusa ha decidido adoptar medidas radicales, con un régimen de cuarentena particularmente estricto.
Los moscovitas sólo podrán salir de sus casas para ir a trabajar si el teletrabajo es imposible, para emergencias médicas y para hacer sus compras «en la tienda más cercana a su casa». También podrán sacar la basura y pasear a sus perros, pero sólo en un radio de 100 metros. No hay posibilidad de caminar o correr como en otros países.
Además, se implementará un «sistema de vigilancia inteligente». El comunicado del Ayuntamiento de Moscú no da ningún detalle sobre este punto. Según la prensa rusa, se le podría dar un código QR a cada residente que luego podría ser escaneado por la policía para comprobar su lugar de residencia, su lugar de trabajo y posibles excepciones.

Bajo número de pruebas
Rusia intensifica sus medidas de protección contra la enfermedad, pero el número de víctimas sigue siendo relativamente bajo, con nueve muertes y menos de 1.600 casos. Incluso el alcalde de Moscú considera que el número oficial de muertes está «subestimado», sin duda debido al bajo número de pruebas realizadas en el país.
Tras haber creído durante mucho tiempo que el país era inmune a la epidemia porque cerró sus fronteras terrestres con China en una fase temprana y prohibió a los turistas chinos entrar en el territorio, las autoridades rusas probablemente prevén una rápida propagación de la enfermedad.